dilluns, 27 d’agost de 2012

Guerra abierta por las imágenes en las cajetillas de tabaco

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos revoca la ley que obliga a las empresas tabaqueras a utilizar imágenes y elementos gráficos que alerten de los problemas de salud que genera el tabaco. El fallo contradice el de otro tribunal de apelaciones con un casi similar a comienzos de año, y plantea la posibilidad de que el Tribunal Supremo de EEUU sopese esta normativa. El pasado mes de marzo, un juzgado de EEUU dictaminaba en contra de la normativa aprobada en 2009 por la que se exigía a la FDA (agencia que regula los medicamentos y productos sanitarios en EEUU) una regulación sobre las cajetillas de tabaco para alertar de los riesgos de fumar. El juez estableció que las etiquetas de advertencia eran demasiado grandes y que violan los derechos de libertad de expresión recogidos por la Constitución de EEUU. Sin embargo, semanas después un tribunal de apelaciones revisaba el caso y votó en apoyo de la legislación que apoya y regula el etiquetado. Ahora, meses después, un nuevo tribunal de apelaciones contradice al anterior y establece, por un fallo de 2-1, que las imágenes y grafismos son demasiado grandes y violan los derechos corporativos. "Este caso plantea cuestiones nuevas sobre el alcance de la autoridad del gobierno para obligar al fabricante de un producto a hacer algo que va más allá de lo puramente fáctico y puramente comercial y mina sus propios intereses --en este caso, al hacer de cada paquete de cigarrillos en el país una minivalla con el mensaje antitabaco del gobierno", ha escrito la juez Janice Rogers Brown, del Tribunal de Apelación del distrito de Columbia. La FDA "no ha aportado ni una sola prueba" que muestre que las etiquetas gráficas reduzcan el tabaquismo, ha añadido Brown. Son cinco las compañías de tabaco, incluyendo Reynolds American Inc., de la unidad R.J. Reynolds, Liggett Group LLC, Commonwealth Brands Inc.; que es propiedad británica Imperial Tobacco Group PLC, y Santa Fe Natural Tobacco Co. Inc. que han desafiado la normativa de la FDA. Sin embargo, la FDA ha argumentado que las imágenes de dientes negros y desgastados y pulmones enfermos son rigurosas y necesarias para advertir a los consumidores -especialmente a los jóvenes- de los riesgos del tabaco. En cuanto al nuevo dictamen del tribunal de apelaciones, la FDA ha declarado que no hace comentarios sobre litigios posibles, pendientes o en curso. El Departamento de Justicia de EEUU, que expuso el caso a la FDA, ha dicho que es necesario revisar el fallo antes de decidir los siguientes pasos. Los responsables del grupo que ha realizado la campaña 'Niños Libres de Tabaco', que ha defendido vigorosamente esta ley, ha pedido al gobierno que apele esta resolución. "El fallo se equivoca en la ciencia y en el derecho, y de ninguna manera es la última palabra sobre las nuevas advertencias de los paquetes de cigarrillos", ha declarado Matthew Myers, presidente del grupo, en un comunicado. Según la Organización Mundial de la Salud, el tabaco puede ser responsable de la muerte de ocho millones de personas en el año 2030 si los gobiernos no hacen nada para ayudar a las personas a dejar de fumar. La ley aprobada en 2009, que dio amplios poderes a la FDA para regular las cajetillas de tabaco, incluía la imposición de unas normas para las etiquetas. En ellas debe aparecer en color y lo suficientemente grandes como para cubrir el 50% de la parte delantera y trasera del paquete y el 20% de los anuncios impresos. La jueza Judith Rogers, que votó en contra, afirma que las advertencias de la FDA son fácticas y necesarias para contrarrestar años de historia de publicidad engañosa por parte de la industria tabaquera. "El gobierno tiene un interés de suma importancia en transmitir eficazmente la información sobre los riesgos para la salud del tabaquismo a los adolescentes y a otros consumidores", ha señalado. El fallo en contra de la FDA significa que no es probable que las compañías de tabaco tengan que cumplir con los requisitos en sus cajetillas, teniendo en cuenta las resoluciones judiciales divergentes. La mayoría de países de la Unión Europea ya llevan imágenes gráficas en las cajetillas que se venden en ellos. A principios de mes, Australia dio un paso más para limitar la publicidad del tabaco mediante la prohibición de logotipos de las compañías en los paquetes de cigarrillos y la UE ha dicho que está considerando una prohibición similar.