dijous, 30 d’agost de 2012

Ben Heck fabrica una silla de ruedas con controles en los pies para un orgulloso nuevo padre

Nuestro amigo Ben Heck tiene una extraña habilidad para sorprendernos con nuevos y alocados proyectos. En este caso se trata de una modificación que no sólo es interesante y divertida, sino además con un propósito de lo más noble. Josh Benhart, uno de los fanáticos de sus gadgets caseros, le pidió ayuda con un motor para silla de ruedas que pudiera ser controlado con los pies, porque pronto será padre y quiere tener a su bebé en brazos mientras se desplaza por casa, así que ni corto ni perezoso, Ben se puso manos a la obra. El resultado es un mando casero que combina una semiesfera fabricada con una impresora 3D, un par de motores y mucha astucia para permitir que Josh mantenga la movilidad al tiempo que dispone de sus manos para todo lo que necesite, que en este caso no es otra cosa que su futuro recién nacido. No te pierdas el video de la fabricación de esta interesante silla de ruedas justo tras el salto.