dilluns, 14 de maig de 2012

Empieza el juicio contra Servier por su fármaco 'adelgazante'

Comienza el juicio contra la farmacéutica francesa Servier a la que se le acusa de engaño y estafa a pacientes y autoridades con el fármaco 'Mediator', un medicamento utilizado para el tratamiento de diabéticos con problemas de peso pero que, a menudo, también se preescribió a quienes sólo buscaban bajar unos kilos sin padecer esta enfermedad. Según datos de la Seguridad Social gala, este fármaco podría haber causado la muerte de, al menos, 500 personas. El caso, uno de los peores escándalos sanitarios de Francia, ha puesto bajo el ojo del huracán a las autoridades, ya que permitieron la venta de 'Mediador' mucho después de que hubiese sido retirada en la mayoría de países europeos. A pesar de tratarse de un medicamento contra la diabetes, el fármaco fue prescrito ampliamente, con un subsidio estatal, como supresor del apetito para ayudar a aquellas personas que quisieran perder peso. Francia retiró 'Mediator' a finales de 2009 por "tener una eficacia modesta en el tratamiento de la diabetes" y la sospecha de que producía "un riesgo para las válvulas cardíacas". Sospecha confirmada por varios estudios y decenas de muertes que empujaron a las autoridades galas a esta medida, alrededor de una década después de haber sido retirada en España, Italia y Estados Unidos. En el caso español, el medicamento, que se vendía con el nombre de 'Modulator', se retiró en 2003 tras registrarse hipertensión arterial pulmonar en algunos de los pacientes que lo consumían y un caso de valvulopatía cardiaca múltiple asociada. Faltó la rapidez de las autoridades Varios cientos de demandantes civiles también se han unido a esta causa penal al explicar que Servier engañó intencionadamente a los médicos acerca del fármaco, a pesar de que los peligros se conocían desde 1990. Jacques Servier, fundador de los laboratorios Servier, espera en la sala de justicia Jacques Servier, fundador de los laboratorios Servier, espera en la sala de justicia Los inspectores estatales de salud también explicaron que el medicamento debería haber sido retirado en Francia en la década anterior, siguiendo los pasos de Estados Unidos, primer país en eliminar el fármaco del mercado en 1997 al detectar problemas cardiovasculares, pero que fueron engañados por la farmacéutica. Por todo ello, los demandantes reclaman daños y perjuicios de 100.000 euros para cada persona afectada. "Servier dejó que la gente usara un producto tóxico durante años. No hay debate al respecto", ha declarado Charles Joseph Oudin, uno de los abogados de las presuntas víctimas. El mismo abogado denuncia que el fármaco fue vendido a cerca de cinco millones de personas en Francia entre 1976 y noviembre de 2009. Mientras que el juicio, que ha comenzando en la ciudad de Nanterre, tiene como objetivo esclarecer si Servier hizo declaraciones engañosas, un segundo juicio en París examinará las acusaciones de homicidio y corrupción. El fundador y presidente de Servier, Jacques Servier, de 90 años de edad, y cuatro ejecutivos de la compañía podrían recibir penas de privación de libertad de hasta cuatro años más multas económicas. La farmacéutica, de propiedad privada, más su filial Biopharma, también se enfrentan a varias multas y a la posibilidad de que prohíban algunas de sus actividades. Además de las críticas que recibió la Agencia Francesa de Productos Sanitarios por su tardanza a la hora de asumir los problemas del medicamento, y el hecho de que este caso forzara la dimisión del jefe la agencia de salud pública gala, el caso de 'Mediador' también ha llamado la atención sobre la influencia de las compañías farmacéuticas en el sistema de salud pública francés, así como su peso sobre los políticos. También ha provocado un impulso en el ámbito de la Unión Europea al intensificar la supervisión de la seguridad de los medicamentos. Menos de un año antes de que el medicamento fuera retirado, Servier fue galardonada con la Medalla al Mérito Nacional de Francia por el presidente Nicolas Sarkozy, que había trabajado previamente para la compañía.