dijous, 15 de març de 2012

Primera campaña antitabaco con dinero público en EEUU

Las autoridades sanitarias de EEUU financiarán por primera vez una campaña nacional contra el tabaquismo protagonizada por ex fumadores. Los Centros de Control de las Enfermedades (CDC) se suman así al uso de imágenes impactantes para tratar de frenar esta adicción. En total se invertirán 54 millones de dólares este año (unos 40 millones de euros) en una campaña que podrá verse en todo el país, y que ha sido presentada en Washington por Kathleen Sebelius, secretaria de estado de Sanidad; Regina Benjamin, máxima autoridad federal en materia de salud (Surgeon General) y Thomas R. Frieden, máximo responsable de los CDC. Los protagonistas de los anuncios son ex fumadores, como Terrie, una californiana de 51 años (en la imagen) aquejada de un tumor en la garganta. "Les voy a dar algunos consejos para estar preparados por la mañana", relata esta mujer, justo antes de ponerse una dentadura, una peluca y un pequeño micrófono en el orificio de su traqueotomía. Frieden calcula que este tipo de anuncios podría animar a unas 50.000 personas a dejar de fumar, y argumenta que numerosos estudios han demostrado la utilidad de las imágenes impactantes para frenar el tabaquismo. En la misma idea coincide la Asociación Americana contra el Cáncer, cuyas estimaciones indican que las cifras de cáncer están disminuyendo en EEUU gracias a las políticas antitabaco y a que cada vez son menos los estadounidenses fumadores. Las asociaciones de consumidores contra el tabaco se han felicitado por esa pequeña inyección de dinero público (el diario 'The New York Times' calcula que la industria tabaquera se gasta esos 54 millones de dólares en sólo dos días de promoción de sus productos). "Aunque sea poco, es bienvenido", ha declarado Mattheww Myers, presidente de una ONG a favor de una infancia libre de humo ('Campaign for Tobacco-Free Kids'). De hecho, los especialistas recuerdan que pocas iniciativas de salud pública como las campañas antitabaco (junto con las vacunas) han salvado tantas vidas. El tabaco se cobra la vida de 430.000 personas en EEUU cada año, según los propios CDC, y otros ocho millones padecen una enfermedad relacionada con esta adicción.