dimecres, 7 de març de 2012

Empleados de Repsol ayudan a identificar barreras arquitectónicas

Más de cien voluntarios, entre empleados de Repsol y sus familiares, han participado en una jornada dedicada a identificar barreras arquitectónicas en el entorno cercano al nuevo Campus Repsol. Tras localizar y documentar estas barreras, la compañía realizará las gestiones necesarias para que sean remediadas. Se trata de una iniciativa pionera, que no había sido puesta en práctica hasta el momento por ninguna empresa. Los participantes en la jornada recibieron previamente un curso de identificación de barreras impartido por la Fundación ONCE, que asesora a Repsol en aspectos de accesibilidad de sus instalaciones, entre las que se encuentra el Campus Repsol.

La nueva sede de la compañía, que será inaugurada en el segundo semestre de 2012, contará con accesibilidad universal, para que pueda ser utilizada de manera segura, autónoma y confortable por todas las personas, sea cual sea su circunstancia particular, marcando un hito para la integración de personas con discapacidad y dando un paso más hacia una sociedad más inclusiva. Para poder determinar las condiciones objetivas de la accesibilidad a los requerimientos de diferentes usuarios con diversas capacidades en el proyecto Campus, se ha elegido la metodología recogida en la UNE 170001-1, por ser la más completa y exhaustiva.