dijous, 15 de març de 2012

Diabetes, la enfermedad de 32 millones de personas en la UE

"La Unión Europea (UE) necesita reforzar su estrategia de actuación para abordar el problema de la diabetes, centrándose en la prevención y diagnóstico temprano", afirma el Parlamento Europeo en una resolución adoptada por mayoría esta semana. La Eurocámara ha recordado que más de 32 millones de ciudadanos de la UE sufren esta enfermedad, muchos de los cuales han visto cómo su salud empeora debido a las carencias de programas de prevención, diagóstivo, educación e investigación, incluso, destaca el PE, la completa ausencia de programas nacionales relativos a la diabetes. Fondos, I+D y coordinación Entre las propuestas presentadas por la Eurocámara, se encuentra la relacionada con los programas de investigación. El PE recuerda que deben permanecer los fondos destinados a los estudios científicos sobre la diabetes y que puede relizarse a través de los programas marco de la UE para la investigación. Asimismo, sugiere a la Comisión Europea (CE) que diseñe una serie de criterios y métodos estandarizados para la recopilación de datos, y que "deberían realizarse más esfuerzos para unir los esfuerzos de investigación". Prevención y diagnóstico temprano El PE también quiso recordar que enfermedades como la diabetes de tipo 2 pueden prevenirse. Por ello, declaró que "la UE y los Estados miembros deberían usar las políticas medioambientales, de alimentación y consumo para combatir factores de riesgo como la obesidad". A este respecto, la Eurocámara propuso a los 27 asegurar una adecuada educación en materia de alimentación sana y ejercicio físico en las escuelas. "La Diabetes se diagnostica demasiado tarde en muchas ocasiones, lo que puede provocar consecuencias graves en la salud. Los miembros del PE quieren que los países de la UE hagan del diagnóstico temprano una prioridad en sus programas nacionales", subraya la resolución. Cifras comunitarias Sirviéndose de los datos obtenidos de diversos estudios, la Eurocámara incluyó en su resolución algunas cifras generales que indican que, además de los más de 32 millones de ciudadanos comunitarios con diabetes, otros 32 millones padecen intolerancia a la glucosa, con altas probabilidades de desarrollar la enfermedad; se espera que la cifra de personas diabéticas incremente en un 16,6% en 2030, como consecuencia de la tasa de obesos y del envejecimiento de la población, entre otros factores; hasta el 50% de las personas con diabetes actualmente desconoce su condición; 325.000 muertes anuales son atribuidas a esta enfermedad en la UE; y en la mayoría de los Estados miembros, la diabetes supone el 10% de los gastos sanitarios.