dimarts, 11 d’octubre de 2011

Una de cada tres personas que compra una silla de ruedas eléctricas lo hace por motivos emocionales

El 31 por ciento de los usuarios que se inclinan por adquirir una silla de ruedas eléctrica lo hacen llevados por motivos emocionales. Así lo recoge el estudio ‘Semantic Space in Electrical Wheelchairs and Scooters from Users’ presentado por Juan C. Chicote y Juan V. Durá, investigadores de Vía Libre y del instituto de Biomecánica de Valencia, respectivamente. Este es uno de los resultados contenidos en el informe que Vía Libre, la empresa del Grupo Fundosa, corporación empresarial de la Fundación ONCE, que desde hace dos décadas impulsa y promueve actuaciones en materia de Accesibilidad Universal y Diseño para todos, presentados en el Congreso AAATE2011, celebrado del 31 de agosto al 2 de septiembre en Maastricht.

El estudio se basa en una encuesta realizada a 28 usuarios que valoraron 28 productos (sillas de ruedas eléctricas –plegables y no- así como scooters) sintetizando su percepción en cinco conceptos claves: movilidad, seguridad, ligereza, modernidad y personalización. El concepto de “movilidad” tuvo una buena valoración en todos los productos, así como el de “seguridad”. Sin embargo, los usuarios no consideraron suficiente los atributos relacionados con los conceptos “ligero”, “moderno” y “personalizable”; por lo que acciones orientadas a la mejora de los elementos de diseño relacionados con estos tres últimos mejorarán la percepción del usuario sobre el producto. Más allá de la accesiblidad y usablidad de estos productos, el valor emocional es de gran peso (31,4% del total) por lo que los fabricantes deben tener en cuenta no solo la funcionalidad sino también los deseos de los usuarios finales. Esta investigación se enmarca en el proyecto de investigación Inredis (Interfaces de Relación entre el Entorno y las personas con DIScapacidad / www.inredis.es), liderado por Technosite y subvencionado por el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), bajo el programa Cenit (Consorcios Estratégicos Nacionales de Investigación Técnica), dentro de la iniciativa del gobierno español Ingenio 2010.