dimarts, 4 d’octubre de 2011

La CNSE denuncia irregularidades en el sistema de atención telefónica de algunas entidades

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) denunció este martes que está detectando irregularidades en el acceso a la comunicación en los servicios de gestión telefónica disponibles para clientes de entidades telefónicas y bancarias, entre otras. En concreto, la CNSE denuncia en un comunicado que los servicios de atención al cliente de empresas como Cetelem o Movistar reconocen a las personas intérpretes como interlocutores de conformidad a la Ley General de Telecomunicaciones 32/2003, "pero esta medida sólo se aplica para captar clientes; es decir, para las tramitaciones de altas en el servicio. Cuando posteriormente las personas sordas proceden a realizar una gestión o tramitar una incidencia de la misma manera que se dieron de alta, se les indica que sólo la persona titular del servicio, sin intermediario alguno, está autorizada a hacer las gestiones".

La CNSE recuerda a las entidades que "el acceso a la información y a la comunicación es un derecho básico recogido ampliamente en la normativa española y es obligación de todas las entidades favorecer dicha accesibilidad a todas las personas, sean o no clientes, y en todas las situaciones y necesidades, ya que, en caso contrario, estarán atentando contra la igualdad de derechos y oportunidades garantizada por ley".