dilluns, 28 de febrer de 2011

Se demuestran los beneficios de un fármaco no autorizado para el tratamiento del TDAH en adultos

Un estudio de revisión liderado por el Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) ha confirmado la eficacia del metilfenidato para adultos con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Hasta ahora, la Unión Europea autoriza el tratamiento con metilfenidato (un estimulante) para los niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), pero hay 20 millones de adultos que padecen la misma enfermedad y están huérfanos de tratamiento, aunque se espera que este estudio sirva para dar suficiente evidencia a los beneficiós de su uso.
La razón de esta paradoja es que los estudios hechos con anterioridad concluían con resultados heterogéneos respecto a la eficacia del metilfenidato. De hecho, se habían realizado muchos estudios cuyos resultados eran muy dispares: desde la ineficacia hasta una gran mejoría, pero el estudio realizado por este grupo de expertos del Hospital Universitari Vall d’Hebron, no sólo demuestra la utilidad de este medicamento para el tratamiento en adultos con TDAH, sino que también ha identificado los factores que provocaban tal discrepancia de resultados. Y afina aún más: el estudio concreta la forma más adecuada de administración de esta medicación en adultos.


El metilfenidato es eficaz en adultos con TDAH

Desde hace décadas se usa el metilfenidato en niños con total seguridad, aunque se ha demonizado este tratamiento estimulante y, a menudo, se han referido a él como si se tratara de anfetaminas. Se ha demostrado que su uso es seguro y eficaz y que su efecto inhibidor sobre la recaptación de noradrenalina y de dopamina a nivel cerebral consigue los efectos deseados sobre el control de los síntomas de estos niños. Ya sea por la presencia de detractores del uso de este fármaco, ya sea por el desconocimiento de que este transtorno también puede afectar a los adultos, los estudios, en estos casos, eran insuficientes.

Debido a esta controversia, y con la ayuda de un meta-análisis de los estudios realizados con anterioridad, expertos del VHIR han llevado a cabo este análisis, para descubrir la eficacia del metilfenidato ante los síntomas del TDAH en adultos. Esta revisión, publicada recientemente en CNS Drugs, pretendía estudiar por separado la influencia de varios factores en la eficacia del metilfenidato en adultos con TDAH.

Los responsables de este anàlisis, una vez revisados los 17 estudios anteriores, han identificado factores que pudieron haber sido la causa de la heterogeneidad de los resultados de estos trabajos: la administración de forma no controlada del medicamento, sin definir la dosis de forma muy adecuada (generalmente insuficiente), la existencia de transtornos añadidos al TDAH y que reducen la eficacia del tratamiento (adicciones y consumo de drogas), así como la forma de liberación del fármaco (la farmacocinética).


El Dr. Ramos-Quiroga y su equipo procedieron a evaluar cada uno de estos factores y se constató, como explica, “que la eficacia del tratamiento aumenta con la cantidad de dosis suministrada; que la eficacia del metilfenidato es menor cuando la liberación del fármaco en la sangre es de forma continua, prolongada y constante, mientras que lo ideal para el tratamiento es cuando el fármaco se libera en picos; y que la eficacia del tratamiento disminuye en pacientes que consumen sustancias tóxicas. Respecto a las demás variables no se percibieron efectos significativos en la eficacia”. De esta forma se ha podido concluir que el metilfenidato es eficaz para los adultos con TDAH cuando se administra de forma adecuada.

Aunque son necesarios más estudios para que la UE apruebe el uso del Metilfenidato en adultos con TDAH, el análisis que han realizado los expertos del Hospital Vall d’Hebron se ha sometido a la Escala Jadad que ha permitido corroborar la calidad del estudio y a su vez determinar la imposibilidad de extraer conclusiones de los estudios anteriores.

TDAH: Una enfermedad a menudo incapacitante que afecta tanto a adultos como a niños

Los expertos en TDAH del Hospital Universitari Vall d’Hebron y de su grupo de investigación en el VHIR ya han participado en varios descubrimientos en este ámbito. Uno de los más relevantes se remonta al año 2008, cuando descubrieron que existen unas bases genéticas comunes entre el TDAH en niños y el TDAH en adultos; con ello, se reforzaba la hipótesis del origen genético del trastorno y, por lo tanto, de que se trata del mismo trastorno en los dos grupos de población y no de dos trastornos diferentes. Además, se empezaron a sugerir diferencias genéticas entre la población de pacientes cuya sintomatología remite en la etapa adulta y la población en la cual el trastorno persiste más allá de la infancia.

El Déficit de Atención con Hiperactividad es un trastorno crónico del comienzo de la infancia, que se estima que afecta a un 4,4% de adultos. En este último grupo de personas, el TDAH se manifiesta con dificultades en el trabajo, incapacidades psicológicas y con un alto riesgo de trastornos de humor, ansiedad y consumo de substancias. Pero, el tratamiento que este grupo de personas recibía ha estado, hasta ahora, acompañado de controversia: el metilfenidato era normalmente recomendado, como una de las primeras opciones farmacológicas para el tratamiento, sin que hubiese una investigación firme que corroborara su eficacia.