dimecres, 27 d’octubre de 2010

Una nueva vacuna contra la polio, clave para la erradicación de la enfermedad

Afganistán, Pakistán, La India y Nigeria. Son los cuatro países del mundo que no han logrado controlar la polio, a pesar de las masivas campañas de vacunación. Pero tampoco pueden confiarse Rusia, donde este año ha reaparecido la enfermedad, u otros lugares africanos. La erradicación del trastorno sigue siendo un reto pendiente para la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no desiste en su empeño. Una nueva vacuna oral, efectiva para los dos tipos más extendidos de la polio -el 1 y el 3-, puede convertirse en la mejor aliada para lograr el objetivo.


Ahora las campañas de vacunación utilizan un producto trivalente -contra tres cepas- y algunos lugares aplican también, de refuerzo, una vacuna monovalente, que protege del tipo 1 del virus de la polio. Pero un estudio realizado en La India y publicado en la revista 'The Lancet' señala que una inmunización bivalente -frente a los tipos 1 y 3, que son los más difíciles de controlar y los principales responsables de la consiguiente parálisis infantil- resulta más eficaz que la que se usa actualmente.

Entre los meses de agosto y diciembre de 2008 los investigadores seleccionaron a 830 recién nacidos en tres centros indios y los asignaron a distintos grupos de vacunación: unos recibieron la vacuna monovalente (mOPV), otros la trivalente (tOPV) y otros tantos la nueva bivalente (bOPV) en dos dosis. La primera, nada más nacer y, la segunda, a los 30 días. Así observaron que la protección que conferían tanto la mOPV como la bOPV, que inmunizaban en el 80% de los casos, era superior a la trivalente (50%). Todas las vacunas fueron bien toleradas.

"La principal ventaja de este nuevo producto es que proporciona inmunidad simultáneamente para los poliovirus 1 y 3, sin perder eficacia, por lo que debería incluirse en las nuevas estrategias de vacunación", argumentan los autores.

Las campañas con la vacuna trivalente han logrado que de 125 países en los que la enfermedad era endémica en 1988 se haya pasado a sólo cuatro y que los casos de poliomielitis hayan disminuido de los 350.000 que se registraban anualmente hace dos décadas a los 1.606 de 2009. Sin embargo, esta cifra ya permanece estable y parece necesario un cambio de estrategia. La llegada de la vacuna bivalente podría ser el impulso que falta para lograr la erradicación.

La sombra de la crisis
En un comentario que acompaña al estudio, Nigel Crawford y Jim Buttery, del Instituto de Investigación Murdoch de Melburne (Australia), afirman que la bOPV ya ha mostrado su potencial en La India, donde ha sido utilizada a gran escala y ha logrado disminuir los casos de polio a 32 este año, frente a los 260 que se dieron en 2009.

Sin embargo, ambos expertos alertan de que la erradicación de la enfermedad exige un alto grado de compromiso "tanto de los políticos como de la sociedad civil". La crisis económica ha puesto en aprietos a todos los programas de salud y los de la polio no son una excepción. "El plan de acción para la erradicación de la poliomielitis, con la nueva vacuna como pieza central, sólo ha recaudado la mitad del dinero que necesita para cubrir hasta 2012", indican.

Por eso, hacen memoria y recuerdan lo que pasó en Nigeria, que por motivos religiosos y culturales boicotearon la campaña de vacunación, lo que generó un aumento importante de los casos en el país. "Si no nos comprometemos ahora con este reto, todos los esfuerzos caerán en saco roto", concluyen.