divendres, 9 d’abril de 2010

Se implanta por primera vez en España un marcapasos compatible con las resonancias


El campo magnético de las resonancias puede afectar negativamente el funcionamiento de los marcapasos y, por eso, suele desaconsejarse su uso en pacientes que lo llevan implantado. Para combatir esta barrera, el hospital de La Paz (Madrid) ha sido pionero en España en insertar un marcapasos totalmente compatible con la citada prueba.

La primera beneficiada por este dispositivo, en nuestro país, ha sido una mujer de 20 años que padece cardiopatía congénita. La operación se realizó el pasado jueves y la paciente ya ha sido dada de alta. "Se estima que al menos un 50% de los personas con marcapasos, en todo el mundo, podría necesitar una resonancia magnética", apuntan desde el citado centro sanitario.
El equipo del doctor Jorge Silvestre, de la Unidad de Marcapasos, ha recurrido a esta opción porque está indicada en el trastorno que padece esta joven. También es útil para personas con patologías tumorales o determinadas enfermedades traumatológicas.
Una segunda generación
Más en concreto, los expertos han recurrido a una segunda generación de marcapasos seguros para resonancias (Advisa DR MRI Sure Scan, de Medtronic).
"Se han realizado diversos cambios en el sistema como dotarlo de mayor capacidad para filtrar la energía transmitida a los electrodos; reducir significativamente los componentes ferromagnéticos, para disminuir la susceptibilidad a la atracción magnética; y modificar la geometría del cuerpo del cable, para evitar interacciones con los campos generados en la resonancia y reducir así el calentamiento en la punta del cable", indican desde La Paz.
Hasta ahora, los riesgos de la citada prueba en personas con un marcapasos podían traducirse en "un funcionamiento incorrecto del dispositivo con pérdida de la terapia, 'reset' eléctrico del marcapasos, incapacidad de interrogar al dispositivo, cambio en el modo de estimulación y recopilación de datos diagnósticos erróneos".
Además de no interferir con la resonancia, este moderno dispositivo también puede monitorizarse a distancia, permitiendo que el paciente que lo lleva no tenga que acudir tantas veces al hospital.