dimarts, 8 de gener de 2008

Una ciudad italiana prueba un sistema electrónico para guiar a los ciegos por las calles


La localidad de Laveno Mombello, al norte de Italia, está probando un sistema electrónico para guiar a personas ciegas en sus desplazamientos por sus calles, según informa la prensa local.Se trata de un proyecto del Instituto para la Protección y la Seguridad de los Ciudadanos de la Unión Europea, que ha instalado más de 1.200 etiquetas de radiofrecuencia en las aceras de la localidad, que se comunican con una base de datos informática.

Este tipo de etiquetas tiene un chip de memoria que almacena datos. Actualmente ya se utiliza para identificar los productos en las cajas de los establecimientos y como alarma para prevenir robos, entre otras utilidades.En el sistema implantado en Laveno Bombello, una antena instalada en el bastón que utilizan las personas ciegas activa las etiquetas cuando pasa por encima de ellas para que emitan una señal a su teléfono móvil, que lleva incorporado un sistema de navegación y mapas, que convierte dichas señales en mensajes de audio que informan al usuario, a través de auriculares inalámbricos, sobre su situación y el entorno que le rodea.Asimismo, el teléfono emite sonidos que indican si se está siguiendo el camino correcto o no, ha indicado Marco Sironi, del Centro Conjunto de Investigación de la Unión Europea en Bruselas, que lidera el proyecto.El sistema se ha instalado de manera experimental en un recorrido lineal de dos kilómetros de distancia, por lo que de momento no permite seleccionar rutas alternativas, pero los responsables del proyecto esperan implantarlo en más calles, y perfeccionarlo para que en el futuro sea capaz de guiar al usuario hasta un destino programado de antemano.Asimismo, los responsables de la iniciativa han indicado que como el mapa interno con el que van dotados los teléfonos móviles del sistema está conectado con una base central de datos que permite actualizarlo, se podrá incluir información sobre la presencia de obstáculos inesperados, como por ejemplo las obras.Aún quedan por perfeccionar algunos aspectos, como por ejemplo la información que puede ser de más utilidad para las personas ciegas en sus desplazamientos, y la que puede resultar innecesaria.En opinión de Sumi Helal, profesor de informática de la universidad de Florida (EEUU) donde se ha implantado un sistema similar para guiar a alumnos ciegos por el campus, uno de los aspectos fundamentales es tener en cuenta la opinión de los usuarios sobre los datos que les resultan más prácticos y el modo en el que quieren que el sistema se los proporcione.Mike Wiggle, de la Asociación de Personas Ciegas de Cincinnati (EEUU), cree que hasta que los sistemas de este tipo no estén más ampliamente implantados no se podrá determinar si son realmente eficaces, y si pueden realmente ser de ayuda para una persona ciega que se haya perdido